Natillas de galletas

natillas-de-galletas
Hoy vamos a disfrutar de unas deliciosas natillas de galletas, postre express con el que tardaremos tan solo 15 minutos en preparar.
Totalmente recomendables, las natillas de galletas son muy cremosas y tienen un delicioso sabor a galleta que os encantara, ni que decir tiene que si tenéis peques las hagáis pronto, porque os puedo asegurar que las natillas de galletas se van a convertir en uno de sus postres preferidos y si no los tenéis hacerlas igual porque os van a encantar.
 Su sabor es a galletas maría, con textura aterciopelada, una delicia de postre que no debeis perderos. Son fáciles de elaborar y tienen muy poquitos ingredientes, unas natillas de galletas deliciosas para cualquier ocasión.
Ingredientes
  • 500gr de leche desnatada
  • 50gr de azúcar
  • 2 yemas
  • Un chorrito de esencia de vainilla
  • 10 galletas
  • 1 hoja de gelatina
Preparación Tradicional
Ponemos la hoja de gelatina a hidratar en un cuenco con agua fría (de la nevera) durante 10 minutos.
Incorporamos dentro de un cazo: leche desnatada, azúcar, yemas batidas, esencia de vainilla, cocemos a fuego medio-bajo (no tiene que hervir) hasta que empiece a estar caliente, removemos de vez en cuando con las varillas.
Cuando la mezcla anterior empieza a estar caliente añadimos las galletas troceadas con las manos y deshacemos bien con ayuda de las varillas, por último añadimos la hoja de gelatina bien escurrida y mezclamos bien hasta que se disuelva.
Vertemos la mezcla en vasitos y dejamos templar a temperatura ambiente. Cuando estén casi fríos los llevamos a la nevera, unas 5 horas hasta que estén fríos por completo.
Antes de servir decoramos con unas cuantas galletas troceadas o dejarlas sin decorar, como más os guste.

 

Preparación con Thermomix
Incorporamos dentro del vaso, leche desnatada, azúcar, yemas, esencia de vainilla y las galletas troceadas con la mano, 6 minutos, 100º, velocidad 3.
Una vez finalice el programa, añadimos la hoja de gelatina bien escurrida y mezclamos 30 segundos, velocidad 4.
Transcurrido el tiempo vertemos las natillas en sus vasitos y dejamos templar a temperatura ambiente, cuando estén casi fríos, los llevamos a la nevera hasta que estén fríos.
A la hora de servir podemos trocear con las manos unas cuantas galletas y decorar las natillas con ellas o dejarlas sin decorar.
Que paséis un bonito fin de semana 🙂

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...